Rumbo al Mundial 2014: Brasil vs. FIFA

July 29, 2010

Apenas terminó el Mundial 2010 en Sudáfrica y ya son noticia las discrepancias entre sede y organismo máximo para el 2014. La FIFA asoma preocupación por fala de garantías y Brasil acusa al organismo de retrasar los avances.

Es un él dijo, yo dije, él hizo yo hice, que realmente parece un intento patético por lavarse las manos ante potenciales fallas.

Según ESPNDeportes.com el Ministro del Deporte, de Brasil, sacó la cara por el futuro anfitrión de la Copa del Mundo (2014) y aseguró que los preparativos se han asumido bien y que los casos de atrasos son responsabilidad única de la FIFA:

La FIFA también tiene que hacer lo que le corresponde. Varios de los proyectos de los estadios fueron aprobados recién en mayo y no se puede trabajar sin la aprobación“, acusó firmemente el ministro Orlando Silva.

Mientras el organismo ya había dado a conocer ciertas preocupaciones, por el atraso en varias áreas, como remozamiento de estados e infraestructura. Silva admite que no existen planes para reconstruir un estadio en Sao Paulo, ciudad que querían para escenario del partido inaugural. Sin embargo apuntó que los funcionarios de esta localidad garantizan una propuesta en los próximos días.

Silva también lanzó una advertencia: “Se sorprenderán con el progreso de los preparativos“. Las autoridades brasileñas reconocen los atrasos, advirtiendo que algunos plazos, como los relativos a aeropuertos, no podrían cumplirse a tiempo.

Pero el Ministro Silva sostiene que el mayor obstáculo sería la construcción del estadio en la ciudad más grande de Latinoamérica: Sao Paulo. “Sao Paulo es el único atasco rumbo al Mundial de 2014, ya que las otras 11 ciudades avanzan a buen ritmo“, indicó.

La verdad es que pocas veces la FIFA y el país anfitrión no caen en las diatribas sobre quien tendría la culpa de salir algo mal. Y es que nadie quiere cargar con el estandarte de responsabilidad ante una falla en el evento deportivo más importante.

Quizás si se dedicaran a colaborar, en lugar de adelantar los trámites de señalamiento para cubrirse las espaldas las cosas saldrían mucho mejor y con menos sobresaltos. La FIFA debe asegurarse de que se cumplan los requisitos y el anfitrión debe cumplirlos, punto.